Saltar al contenido

La Leyenda de la Dama Tapada

Leyenda de la Dama Tapada - Historia Ecuatoriana Corta

En Ecuador, circulan infinidad de relatos aterradores que hablan de entes espectrales. Algunas de esas crónicas, aparecieron hace mucho tiempo y aún se mantienen vigentes. Es el caso de una leyenda de la costa muy famosa, conocida como La Dama Tapada; historia que surgió en la época de la Colonia.

La leyenda de la Dama Tapada, es una escalofriante historia que aún suele contarse en veladas y reuniones. Esta tradición fue desperdigándose en todas las regiones del país; llegando incluso hasta otros lugares del mundo. Ya forma parte de la cultura popular, pues representa y da identidad al folclor ecuatoriano.

La historia de la Dama Tapada es una leyenda de Guayaquil, que empezó a escucharse hace tres siglos en esa ciudad portuaria. A lo largo de ese tiempo pudo habérsele quitado o agregado elementos. Así sucede casi siempre en todas las tradiciones; en esta ocasión, presentamos la versión más popular.

La Dama Tapada

Esto sucedió hace ya bastante tiempo, cuando el dominio español se mantenía sobre las tierras andinas y estaba en su apogeo la colonia. En aquella época pasaron eventos inimaginables que luego originarían importantes leyendas ecuatorianas. Varias de esas historias resultan asombrosas, pues cuentan hechos fascinantes que el pueblo sigue compartiendo.

Los rumores que le dieron origen a esta impactante historia iniciaron hace unos trescientos años. Al principio, esas habladurías parecían sacadas de la fantasía; pero ciertas evidencias lograron apuntalar su veracidad. Pues empezaron a encontrarse varios hombres muertos que presentaban rictus de terror, señal de que habían visto algo horrible.

Los que lograron burlar la muerte quedaban alucinados. Sin embargo, quienes mostraron alguna cordura, narraron los hechos que dejarían en claro que había pasado. Entonces se supo que, una silueta femenina muy misteriosa era la culpable. Afirmaban que a veces en la madrugada, esa figura recorría las calles de Guayaquil.

Los testigos empezaron a decir que, en esa ciudad se paseaba una mujer de un cuerpo encantador. La dama iba enfundada en un vestido de gran elegancia, un atuendo que hacía lucir sus bellas formas femeninas. También llevaba sombrilla y sombrero, además de un velo que mantenía su cara tapada.

Así nació la leyenda de la Dama Tapada, el relato de una hembra que con su belleza seducía hombres infieles y perversos, luego les hacía daño. Llegó a creerse que era alguien terrenal que exterminaba gente; sin embargo, la historia más aceptada habla de un ser proveniente del más allá.

La Dama Tapada es una aparición con forma de mujer, que visita sitios solitarios para buscar tipos mujeriegos. Al encontrarlos despierta su interés y luego, los lleva hasta un lugar apartado en donde acabará con ellos. Algunos sobrevivientes de esa horrible experiencia dieron fe de ello; ¡he aquí! la historia.

Leyenda de la Dama Tapada

Un hombre salió del centro nocturno, en donde se satisfacen los placeres más mundanos. Estaba alegre y ebrio, pero debía regresar a casa; pues el alba ya se acercaba. Con paso torpe cruzó la calle, sin percatarse que algo lo acechaba; en esa ciudad sosegada creía que nada raro pasaba.

Después de unos minutos alguien lo alcanzó, fue cuando vio a una dama tapada de la cara. Estaba seguro que bajo ese velo, se ocultaba un bello rostro que empezaba a cautivarlo. ¿Cómo no iba a gustarle? si aquella misteriosa mujer poseía un hermoso cuerpo tentador, que emanaba fragancias embriagadoras.

De vez en cuando, la dama tapada lanzaba miradas seductoras que estremecían al hombre. Y de repente, se vio en un callejón solitario donde sólo estaban los dos. Entonces la mujer descubrió su cara dejándolo fascinado por su belleza; luego ella le dijo: «¡Ya me conoce, si le gusto sígame!».

El hombre asintió, de pronto sucedió algo espantoso. Empezó a percibir un olor pútrido que le produjo náuseas, luego advirtió que la mujer se convertía en una criatura monstruosa. Su cara estaba descarnada y de sus ojos brotaban fulgores demoniacos. Después sus sentidos lo llevaron hacia un abismo de oscuridad.

Los rayos del sol despertaron a un hombre muy cerca del cementerio. Pronto descubrió que el engendro había desaparecido y que estaba a salvo. Sabía que aquella macabra aventura, iba a servirle para ser una mejor persona. Desde ese día, enterraría los vicios que siempre le recordarían a la muerte.

Cuentan que La Dama Tapada, era una mujer de la vida galante que fue maltratada por los hombres. A eso se debe que sigue penando en este mundo; pues es un alma que busca venganza. Si no quieres caer ante sus encantos, evita dar pasos equivocados; así estarás a salvo.