Saltar al contenido

La Leyenda del Caleuche

La Leyenda del Caleuche - El Barco Fantasma de Chiloé

En los océanos existen sitios recónditos donde abundan infinidad de criaturas ignotas. Sus aguas se encuentran llenas de enigmas, en las que también suelen presentarse fenómenos paranormales. Por esas partes, han podido vislumbrarse apariciones sobrenaturales que van surcando los mares. Como ejemplo está el barco fantasma que llaman El Caleuche.

Esta embarcación misteriosa, conocida también como el buque de arte o barco de los brujos dio origen a La Leyenda del Caleuche. Trata sobre una entidad fantasmagórica que navega errante por los canales y mares que circundan a las tierras chilotas. Ese archipiélago es un lugar feraz de creencias místicas.

Los mitos y leyendas de Chiloé son historias fascinantes que se asocian al mar y los seres fantásticos. En esa mágica isla hay personas que practican las artes ocultas, por ello es conocida como la zona de brujos. El siguiente relato está relacionado con la hechicería; aquí ofrecemos más detalles.

El Caleuche

Cuando alguien pregunta qué es el Caleuche, quizás no sepa que se trata de un buque fantasma. Hay quienes creen que podría ser El Holandés Errante, un antiguo navío que vaga sin rumbo. Esa suposición menciona que el capitán de ese galeón pactó con el demonio y Dios le castigó.

Desde el siglo XVII esta vieja leyenda empezó a extenderse en todo el mundo. Narra la historia de una embarcación que fue condenada a andar entre las aguas por toda la eternidad. Muchos piensan que ese vetusto armatoste es el que a veces se ve en las cercanías de Chiloé.

Hay una famosa leyenda chilota que la gente conoce desde tiempos lejanos: viene siendo la historia del Caleuche. Los habitantes de la región, creen que esa aparición es real y descartan que sólo sea alguna invención popular. Varios antepasados de los lugareños relataban que habían sido testigos de tal visión.

Esta leyenda de Chiloé es representativa del folclor chileno, se refiere a un barco maldito que no pertenece a este mundo. Quienes lo han visto, afirman que parece sacado de un cuento terrorífico. Según ellos, emerge de repente entre una densa bruma y nomás puede atisbarse en las noches tenebrosas.

Se le denomina El Caleuche porque su nombre proviene del Mapuche y significa: «el que transforma la gente». Por eso los Chilotes, tienen gran pavor de encontrarse con esta figura espectral. Saben bien que su presencia augura tragedia y muerte; son aterradoras las historias que van contándose al respecto.

La versión más popular que circula por ahí, ha espantado a muchos pescadores y pobladores. Es un artefacto naval que viene del inframundo para causar desgracias. Se rumoran tantas cosas sobre este ente que sería difícil negar su existencia. Enseguida, compartiremos lo que el vulgo dice sobre esa aparición fantasmal.

La Leyenda del Caleuche

Al sur de Chile existen poblaciones costeras que son bañadas por las aguas del Pacífico. Todos esos lugares tienen cosas en común: forman parte de un sitio enigmático conocido como Chiloé. En este archipiélago han pasado sucesos inimaginables que carecen de explicación lógica, uno de estos casos vamos a relatar.

En las noches de oscuridad, cuando la luna se ausenta del firmamento es muy probable que un extraño visite las playas chilotas. Casi siempre aparece velado por la espesa niebla y deambula entre las penumbras. Los curiosos que osaron mirar a ese intruso, ya nunca volvieron a ser los mismos.

Algunos contaron que alcanzaron a distinguir una nave marítima que tenía desplegadas enormes velas rojas. La rara embarcación parecía avejentada como si hubiese viajado a través del tiempo. De ella brotaban fulgores fascinantes que maravillarían a cualquier mortal. También se percibían bellas melodías que podrían resultar hechizantes para los mundanos.

Con el transcurso del tiempo, a esos rumores fueron agregándose otros elementos. Así nació La Leyenda del Caleuche, una impresionante historia que habla de La Nao Encantada que trae consigo criaturas espectrales. También menciona que la tripulan hechiceros muy poderosos, que son capaces de embaucar a las personas más avariciosas.

La gente codiciosa es presa fácil, porque está ávida de las riquezas que lleva el carguero. Cuentan que hay montones de tesoros en esa embarcación infernal. Se especula que el buque fantasma procede de ciudades submarinas donde yacen inmensas fortunas; una trampa mortal de la que nunca escaparán los ambiciosos.

La siniestra aparición va flotando mientras los pasajeros gozan sin ningún refreno. Sostienen que con su presencia se desatan horribles tempestades que pondrán a los marineros en la deriva. Después los salvará de ahogarse para ofrecerles poder y diversión; no saben que en realidad entregaron su alma y penarán eternamente.

Historias del Barco Fantasma

Han sido pocos los que lograron volver de esa horrífica aventura. Algunos regresaron ausentes de la realidad, pero otros si pudieron contar lo que vivieron. Dijeron que por obra de Dios habían escapado y que allá sucedían cosas escalofriantes. Sabían que, al revelar tales hechos firmarían su sentencia de muerte.

Según ellos, el barco fantasma se comporta como un ente de consciencia propia. En él, navegan crueles personajes que van recorriendo los mares para reclutar incautos. Es un buque de brujos y criaturas deformes que provienen de un mundo desconocido. Quizá sean viajeros de otros tiempos o pescadores que desaparecieron.

Esas figuras horrendas, llevan una pierna doblada hacia la espalda como el Inbunche. Son engendros que perdieron su alma por sed de opulencia y ahora rezuman maldad. Se cree que quien llega al Caleuche termina convirtiéndose en uno de estos seres monstruosos; sólo algún milagro puede rescatarlo de tal destino.

Ciertos relatos refieren que, cuando el arcaico velero merodea por Chiloé se escuchan ruidos espeluznantes de cadenas. Existen rumores de que ahí transportan contrabando que surten a poderosos comerciantes. Hay creencias que, si alguien tiene la ventura de prosperar en poco tiempo, es que hizo pactos diabólicos con El Caleuche.

Aseguran que el bajel embrujado sólo puede verse en las noches; va acompañado de una tupida neblina que él mismo produce. A veces desaparece y se transforma en un tosco madero que usan los náufragos para aferrarse a la vida. Sus tripulantes quedan convertidos en aves y extrañas criaturas acuáticas.

El barco fantasma que recorre las aguas chilotas, inspiró gran cantidad de relatos que son extraordinarios. Algunos de ellos han servido para alimentar a novelas y películas de terror. Cuando andes por esos rumbos no tomes al Caleuche como un simple cuento, porque hay evidencias que es una historia verdadera.