Saltar al contenido

Leyenda de La Lola

Leyenda de La Lola - Historia de Terror Corta Chilena

La superstición es la simiente que ha dado origen a infinidad de relatos fascinantes que provienen de tiempos atávicos. Las leyendas y mitos chilenos son prueba de ello, porque ahí convergen la realidad y el misticismo. La historia de La Lola ofrece algunas situaciones sobrenaturales que a veces cuesta admitir.

Aunque eso suceda, las historias de terror nunca dejarán de ser intrigantes. Quizás se deba a que, la gente queda atrapada en un mundo imaginario; en donde todo es posible. Algo así pasa con La Lola; uno de los personajes más populares que tienen las leyendas del norte de Chile.

El miedo y el suspenso orbitan sobre la Leyenda de La Lola. Ese ambiente enrarecido, hizo que esta historia chilena alcanzara gran difusión; en ella, predominan las traiciones, la lujuria y el horror. Es hora de saber, por qué los celos y la locura fueron el motor del siguiente relato.

La Lola

Al oriente de Antofagasta se localiza Calama, capital de la provincia chilena conocida como El Loa. En esa ciudad que está enclavada en el Desierto de Atacama, ocurrieron los eventos que hoy nos ocupan. Cuenta la historia de Dolores, una chica de notable belleza; a quien le apodaban La Lola.

En las tierras áridas de la Región Norte Grande de Chile, son comunes las historias de tesoros y apariciones. Esta leyenda atacameña es una muestra de que, en esos lugares eriales, este tipo de narraciones siguen vigentes. Si deseas saber cómo se dieron los hechos, quédate porque vamos a relatarlos.

Gracias a las personas mayores, la presente leyenda chilena no quedó enterrada en el olvido. Se trata de un terrorífico relato que los ancianos han rescatado del pasado. Narra una espantosa historia que nació hace muchos años atrás. Lo más probable es que, haya sido en los distantes tiempos coloniales.

Por aquellas fechas, vivía una muchacha de irresistible hermosura. Sus finas facciones y linda figura, resultaban muy encantadoras para cualquier caballero. Varios querían cortejarla, pero no lo hacían; pues sabían que era imposible conseguir su amor. El papá de ella, nunca permitiría que su hija se fijara en alguien ínfimo.

Dicen que nadie debe decidir por ti; y esto, pudo cumplirse con La Lola. Cierto día, llegó a su vida un forastero que logró conquistar su corazón. Quizás el destino, cruzó sus caminos y ambos terminaron enamorándose. La joven no permitiría que otra vez se esfumara la oportunidad de amar.

Tal vez te interese leer la siguiente historia:  Leyenda del Silbón

Las ideas de su padre la tenían harta y quería dar rienda suelta a sus sentimientos reprimidos. Entonces decidió fugarse sin que le importaran las consecuencias. Luego se supo, que la ilusionada mujer contrajo nupcias en secreto con el desconocido. Ignoraba que estaba en la antesala de un horrible sufrimiento.

Leyenda de La Lola

Durante esa época, las poblaciones norteñas de Chile aún mostraban ciertas condiciones rurales. Los territorios agrestes y climas tan extremosos, aletargaban cualquier crecimiento o desarrollo en la región. Sin embargo, en Calama y sus alrededores existían grandes yacimientos. Estas riquezas, con el paso de los años traerían esplendor y prosperidad.

Dolores había dejado las comodidades para seguir a su nuevo compañero de vida. Estaba demasiado feliz porque su marido, era una persona con aspiraciones que anhelaba un futuro mejor. Los sueños de aquel fuereño pronto se harían realidad. Llegó el día que la fortuna le sonrió, pues halló bastante oro.

Las riquezas condujeron al minero hacia los placeres prohibidos y la desenfrenada diversión. En ese mundo de excesos, tenía relaciones furtivas con distintas mujeres. Pero nada dura oculto por siempre y su esposa lo descubrió. Una noche para su desgracia, pudo darse cuenta que el pérfido hombre pisoteaba su honor.

La rabia invadió su ser y regresó a casa cargada de rencor. Más tarde, cuando el libertino volvió iba a encontrarse con un inesperado recibimiento. Al entrar a su vivienda, varias cuchilladas le horadaron el cuerpo; así pagaría su traición. Luego, una carcajada siniestra y diabólica resonó en la oscuridad.

Pensó en decir que había sido un asalto, más no le creerían. Mejor huiría al monte para evadir a las autoridades. Tiempo después, alguien robó de la tumba el féretro de su amado. Desde entonces, circula una leyenda calameña que habla de un ente que deambula por esas tierras inhóspitas.

Esta Leyenda de Chile, trata sobre un espectro vengativo que vaga en la zona de Calama. Es La Lola que recorre el desierto buscando a los criminales. La han visto por las minas llevando un ataúd negro. Quienes se la topan, quizás no vuelvan a mirar la luz del día.