Saltar al contenido

La Leyenda de La Nahuala

Leyenda de la Nahuala - Historia Corta de Nahuales

En México existen tantas historias de terror que acostumbran contarse en víspera del Día de Muertos. La leyenda de la Nahuala es uno de esos relatos antiguos que el vulgo ha ido compartiendo por generaciones. Se dice, que los hechos que le dieron origen pasaron en Puebla.

Han transcurrido casi tres siglos, y todavía la gente asegura que esta historia fue real. Incluso sostiene, que la protagonista de este relato fue una mujer que podía transformarse en cualquier animal. En aquel entonces, las personas le temían por sus brujerías y empezaron a llamarle:

La Nahuala

Hay versiones, que aquella mujer era perseguida por la gente, porque pretendía apoderarse de tres almas inocentes para ser inmortal. Sin embargo, sólo pudo quedarse con dos de ellas, pues el pueblo enfurecido la atrapó sentenciándola a morir como las brujas; ardiendo en una pila de leña.

La Nahuala, supo entonces que por el momento estaba vencida, pero juró que regresaría para vengarse. Antes de expirar, se encomendó a los poderes oscuros y soltó un alarido maldiciendo con rencor a sus captores, el cielo retumbó y los perros aullaron; todo se consumaba, había muerto.

Pasaron los años, y en aquella choza donde fue quemada todo quedó en el pasado; pero en ese lugar permaneció habitando algo siniestro, un espectro que esperaba con ansias su venganza. Era el fantasma de La Nahuala que seguía haciendo de las suyas, aterrorizando a la gente de la región.

El tiempo siguió su curso y la ciudad devoró sin remedio al campo. Allí, donde penaba la bruja se construyó una casona. Con los años, aquel espíritu maligno exterminó a sus moradores y la mansión quedó abandonada; entonces la gente empezó a temerle y a contar historias macabras.

Una de esas historias decía que, en esa vieja casona abandonada habitaba un abominable ser. Había sido una bruja que podía tomar la forma de los animales y estaba planeando apoderarse del alma de un inocente para volver al mundo de los vivos. Debido a esto, los niños huían de aquel lugar.

La antigua casa se encuentra en la Ciudad de Puebla y mucha gente da como real la leyenda de la Nahuala. Este relato de terror, cobra fuerza un poco antes del día de difuntos. Por ello, los niños no se acercan a esa mansión maldita; pues saben que un monstruo horripilante deambula en esa casa embrujada.

La Leyenda de la Nahuala la Película

Esta historia sirvió de argumento para llevarse al cine animado. Son los tiempos de la Nueva España, un poco antes de la Independencia de México. En la ciudad de Puebla, las festividades del Día de Muertos ya se aproximan y dos hermanos se cuentan historias de terror. Son dos chiquillos que se divierten de esa forma, en especial Fernando.

Nando, es un chico travieso que disfruta asustando al pequeño Leo; un niño muy miedoso. Su hermano Fernando le narra varios relatos de terror, le cuenta la leyenda de la Nahuala, historia que atemoriza demasiado a Leonardo; viven con su abuela y su nana: una chica muy divertida.

Fernando es muy inquieto y se dirige a la vieja casona abandonada que está poseída por los malos espíritus. La bruja está feliz, porque por fin sucederá lo que ella tanto ha esperado. Ahora tiene el niño que le faltaba para alcanzar la inmortalidad, sólo espera que el día de muertos llegue.

Leo se da cuenta de que su hermano ha caído en las garras de la bruja y que tendrá que vencer sus miedos para rescatarlo. Entonces acude a ese siniestro lugar, donde tendrá que luchar con otras oscuras entidades. Su valor se impone y se enfrenta con la ayuda de su abuela y amigos a la Nahuala.

El chico asustadizo, puede enterrar sus miedos y logra rescatar a su querido hermano de aquella horripilante bruja. La pesadilla termina porque el malvado ser es derrotado. Se trata de la entidad que por generaciones ha espantado a tantos niños; pero ese monstruo podría regresar, no se sabe.