Saltar al contenido

La Leyenda de la Planchada

La Leyenda de la Planchada - La Enfermera Fantasma del Hospital Juárez

En México, abundan los relatos de terror; uno de ellos es: La Leyenda de la Planchada. Según la gente esta historia es real, ya que se cree que sucedió en un antiguo hospital de la ciudad de México en tiempos del siglo XX, su protagonista: una enfermera.

Hay tantas historias de fantasmas que circulan por ahí, algunos de esos relatos; son sin duda perturbadores. En ellos, se narran hechos que parecen imposibles; sin embargo muchos de estos están respaldados por versiones y testimonios populares.

En esta ocasión les queremos contar una historia un tanto triste, que se asegura aconteció en el Hospital Juárez de la Ciudad de México; hace ya bastante tiempo. En ese lugar, trabajaba una muchacha de gran dulzura, de uniforme pulcro y almidonado conocida como:

La Planchada

Se llamaba Eulalia, una chica hermosa, de unos ojos azules que combinaban con su cabello rubio. Era amable y atenta con sus pacientes, su compromiso de servir atrajo la simpatía de todos. Siempre andaba con su vestimenta impoluta y planchada.

Historia de la Planchada en el Hospital Juárez

Tiempo después, Eulalia conocería a quien le cambiaría por completo la vida. A ese nosocomio llegó un Doctor del que se enamoraría perdidamente. Era su primera ilusión y a pesar de algunas advertencias de sus compañeros, terminaron siendo novios.

La Planchada, como muchos la conocían; estaba muy enamorada y aquel sentimiento la cegaba. El médico que había robado su corazón, se llamaba Joaquín; era un tanto desagradable, engreído y desleal. Decían que aquel tipo, disfrutaba jugar con los sentimientos femeninos.

«Sólo son rumores», así lo pensaba Eulalia, ella creía que por ser tan guapo lo envidiaban. Ese hombre era un gran partido, nada impediría que fuera suyo. Con el tiempo Joaquín le propuso matrimonio y aquello, la hizo soñar despierta.

A veces, pecamos de ingenuos y los desengaños duelen tanto que nos marcan para siempre. La historia de la Planchada es un claro ejemplo de eso, a continuación sabrán por qué… les invitamos a seguir con la lectura, que lo mejor está por venir.

El Desengaño de la Enfermera Eulalia

Un día, Joaquín le dijo a su “amada” que tenía que ausentarse por dos semanas, pues asistiría a un seminario; pero que regresaría a casarse con ella. Debía esperarlo y después, estarían juntos para siempre. Algo andaba mal, más adelante Eulalia lo descubriría.

Pasaron los días y la muchacha no dejaba de extrañar al Doctor, estaba tan acostumbrada a él, que no sabía vivir sin su presencia. Las horas eran largas y contaba cada minuto que faltaba para volver a verlo; el amor en ocasiones nos aleja de la realidad.

En cierta ocasión, un enfermero le preguntó a la Planchada si quería pasear con él, pues la notaba algo desganada; así saldría del aburrimiento. La joven, por supuesto se negó rotundamente, recordándole al compañero que estaba comprometida.

«El Doctor Joaquín anda en luna de miel, pidió su cambio para casarse», le dijo el enfermero. Aquello, fue como una puñalada para Eulalia, su mundo empezaba a desmoronarse. La realidad le abofeteaba, arrancándole por fin la venda de los ojos.

Ahora veía claro; se había burlado de ella, de lo más sagrado que tenía: sus sentimientos. Los sueños terminaban en la basura y de un momento a otro todo cambiaba, ya nada tenía sentido. «La vida es tan injusta y así no la quiero» pensó. Eulalia estaba derrotada.

Cuentan que la tristeza se la fue comiendo, empezó a descuidar sus pacientes y algunos de ellos pasaron a mejor vida. Ya no era la mujer entregada al trabajo, siempre andaba sucia y desaliñada. El desamor fue su perdición y pronto cayó muy enferma.

Algunos aseguran, que su vida se fue apagando entre los malos recuerdos, cuentan que pasó los últimos días postrada en una cama. En ese Hospital Juárez, quedaron enterrados los sueños de Eulalia; pero antes de partir, pidió perdón por ser tan mala enfermera.

Luego de esos acontecimientos, dicen que comenzaron a suceder cosas extrañas en ese Hospital.  Incluso, hay quienes sostienen haber sido testigos de hechos sin explicación alguna, todos estos eventos, empezaron a contarse entre la gente y así nació…

La Leyenda de La Planchada

La Historia de La Planchada, como todas las leyendas tiene diferentes versiones. Se dice que el personaje principal es una enfermera que mantiene su uniforme muy limpio y almidonado. Este relato es famoso en diversos nosocomios, pero el más popular es el del Hospital Juárez.

La Leyenda de La Planchada es muy popular en todo México, algunas personas conocen esta historia como la enfermera fantasma o la enfermera visitante; pero la más arraigada es la de Eulalia, esa bella muchacha que tuvo un fin desagradable por desamor.

Cuentan que después de que Eulalia pasó sus últimos días en el Hospital Juárez de la Ciudad de México y que dejó esta vida. Empezaron a suceder casos inexplicables, algunas personas comenzaron a sentir una presencia extraña que no era de este mundo.

Ciertos relatos dicen que por ese hospital, anda una enfermera con ropas muy pulcras. Algunos afirman que es el fantasma de la Planchada que sigue en este mundo. Creen que se ha quedado a redimirse, para asistir mejor a los pacientes; pues en vida al final, no pudo hacerlo.

Hay testimonios de enfermeras, que aseguran haberse quedado dormidas y alguien las despierta para que atiendan a sus pacientes. Algunos enfermos han dicho que una señorita de uniforme pulcro y planchado les ha dado sus medicamentos.

También se cree, que a veces actúa de diferente forma, que se lleva a esas personas que no merecen estar en este mundo. Entonces, les da su medicina para dormir eternamente. Sea mentira o verdad, es mejor portarnos bien y no averiguarlo.

La Leyenda de la Planchada, es una historia de terror que se ha esparcido por varias partes de México; este relato también, tiene versiones en todo el mundo. Ojalá, que nunca te toque una enfermera fantasma; porque quién sabe, si vivas para contarlo.