Saltar al contenido

Leyenda de La Hiena de Querétaro

Leyebda de la Hiena de Querétaro - La Casa Mijangos

Después de conocer más a fondo la historia de La Hiena de Querétaro, un mar de sentimientos encontrados inunda a todo nuestro ser. Y es que, los detalles de este suceso son aterradores, difíciles de entender y aceptar. Se trata de hechos muy aberrantes, que pueden horrorizar a cualquier persona.

Hace más de 30 años pasó algo insólito, un acontecimiento que cimbró a Querétaro y el país completo. En México y otros rincones del mundo supieron de Claudia Mijangos, una mujer perturbada que, con saña les arrebató la vida a tres infantes; unas criaturas que no merecían un final así.

Sobre estos terribles hechos, son varias las teorías que circulan. Incluso todo ello, ha dado pie para que surgiera una leyenda de Querétaro conocida como La Casa Mijangos. En ella, se manejan diversos relatos que hablan acerca de esa horripilante historia; la cual, te contaremos con más detalle a continuación.

La Hiena de Querétaro

La mañana del 24 de abril en 1989, el macabro hallazgo horrorizó a la policía. En una casa de la colonia Jardines de la Hacienda, en Querétaro; habían perpetrado un brutal crimen. Lo que se presentaba ante ellos, era aquella escena dantesca; ese filicidio múltiple que los llenaría de terror.

Cuentan que en la alcoba principal encontraron a tres niños inertes, en esa situación difícil de describir. En el lugar también estaba su madre; los peritos al tocarle el cuello, sabrían que ella aún vivía. Pero los pequeños por desgracia yacían muertos, habían sido ultimados de una forma muy cruel.

Se trataba de Claudia Mijangos Arzac y sus hijos, así lo confirmaría un testigo; alguien que había descubierto el asesinato. En varios puntos de la vivienda podían verse rastros de sangre. El panorama era tétrico, porque en el entorno olía a muerte; un escenario parecido a una película de terror.

En las habitaciones y otras partes de la casa, alcanzaban a observarse manchas de color rojizo que hacían imaginar el sufrimiento y agonía de los inocentes. Pues de manera inhumana, les habían quitado la vida apuñalándolos sin compasión. Las víctimas se encontraban exánimes, con sus ropas empapadas de líquido escarlata.

Fue un hecho sangriento que consternó a toda la sociedad mexicana. La justicia concluyó que esa mujer, había actuado de manera monstruosa acuchillando a sus propios hijos. Se dijo que ella, sufría de trastornos mentales y la apodaron La Hiena de Querétaro; una persona inestable que tenía fama de desquiciada.

Esta perturbadora historia conocida como La Hiena de Querétaro, se convirtió en una famosa leyenda de México. Dicen que los hechos, están muy relacionados con lo extranormal y que Claudia Mijangos, cometió esa atrocidad porque fue poseída por algún ente oscuro. La única verdad, es que el diablo salió ganando.

 La Historia de Claudia Mijangos

Existen antecedentes de que Claudia Mijangos, provenía de una familia disfuncional donde predominaba el autoritarismo matriarcal y el fanatismo religioso. En 1956, nació en Mazatlán Sinaloa; creciendo en un hogar de clase acomodada. Sin embargo, se sabe que perdió a sus padres; en un fatal accidente que la dejó huérfana.

Cuenta la gente que algunos miembros de su familia, estaban inmersos en el alcoholismo y drogadicción. Otro de sus hermanos, tenía Síndrome de Down y uno más, padecía de problemas mentales. Incluso se rumora que también, sus hermanas pasaban por una situación complicada, luego de haber vivido relaciones maritales tormentosas.

De muchacha, fue coronada reina de belleza en su ciudad natal, luego conoció al que sería su futuro esposo. Dicen que, desde ese entonces ya presentaba problemas emocionales que de repente se reflejaban en cambios de carácter inexplicables; creían que aquello era pasajero, pero el tiempo reservaba otra desagradable respuesta.

Después de un tiempo de noviazgo se casó con Alfredo Castaños, un empleado bancario que le propuso radicar en el centro del país. Claudia Mijangos usó parte de su herencia, para comprar una casa en Querétaro. Hay quienes aseguran que, abrió una exclusiva tienda donde asistían damas de alta sociedad.

La felicidad en ese hogar así siguió durante unos años. La pareja había procreado tres hijos; las dos mayores eran mujeres y el más pequeño, tenía el nombre de su padre. La niña grande se llamaba Claudia María y la mediana Ana Belén. No obstante, aquella alegría iba a terminarse.

Habían pasado alrededor de once años desde que se casaron y el matrimonio empezaba a desquebrajarse. La pareja discutía bastante y Claudia Mijangos, constantemente tenía actitudes violentas hacia su esposo. Ese comportamiento era producto de algún trastorno mental, un monstruo que crecía y estaba a punto de destruir su familia.

La Casa Mijangos de Querétaro

La leyenda de la Casa Mijangos que habla de La Hiena de Querétaro, menciona que la noche anterior a esos cruentos hechos, la ex reina de belleza discutió acaloradamente con el padre de los niños. Él se despidió un tanto enfadado, sin saber que ya no vería a sus hijos.

El 4 de abril de 1989 como a las tres de la mañana, en el 408 de la calle Hacienda de El Vegil, en la ciudad de Querétaro; sucedería algo espantoso. A esas horas, Claudia Mijangos empezó a escuchar una extraña voz; alguien que le ordenaba masacrar a sus hijos.

Al parecer, aquella presencia diabólica exigía que acabara con los niños. Algunos afirman que esa entidad maligna, le decía que sus hijos eran tres pequeños demonios que no la dejarían ser feliz. Quizá, en su mente llena de alucinaciones, los veía como enemigos; unas criaturas monstruosas que querían hacerle daño.

Se presume, que primero apuñaló salvajemente al más pequeño; arrancándole las manos. Después hirió a la mayor quien quiso escapar, pero fue imposible hacerlo debido a la debilidad; pues había perdido mucha sangre. Por desgracia no pudo salvarse de su madre; y luego, acabó con la niña de en medio.

Cuando ingresó la asesina en una clínica de rehabilitación mental, ella sostenía que un espíritu maldito le pidió que hiciera aquella monstruosidad. Entonces el caso, fue relacionado con diversos eventos paranormales. Son tantos los enigmas que guarda La Casa Mijangos, que se considera un lugar donde abundan las energías oscuras.

En 2019, La Hiena de Querétaro abandonó el centro donde pagó su crimen. Es posible que ahora, sólo esté esperando el momento para rendirle cuentas al divino. En cambio, La Casa Mijangos seguirá siendo un sitio abandonado en el que probablemente, andan penando tres almas inocentes; hasta encontrar descanso eterno.