Saltar al contenido

La Abuela Malvada

La Abuela Malvada - Leyendas de Brujas Reales y Cortas

Sé que hay varias personas que se niegan a creer en la existencia de seres con poderes oscuros que practican la magia negra, reconozco que yo fui una de esas; pero lo que sucedió con mi abuela me hizo entender que las leyendas de brujas son reales.

Si quieren saber qué es lo que me pasó con ella, les invito a leer esta historia totalmente verdadera, la cual estoy seguro les llenará de miedo.

Yo era un joven que le encantaba visitar a sus abuelos maternos; pero ellos vivían en un pequeño pueblo de la provincia; siempre sostenían que no les gustaba la ciudad, porque en ella se lleva una vida más ajetreada.

Todo comenzó cuando mi abuelo cayó en las garras de una enfermedad terminal; que al cabo de pocos meses, acabó llevándoselo de este mundo. Desde ese entonces, empezaron a suceder cosas extrañas a las que por más qué intenté, no les encontré ninguna explicación.

Recuerdo que yo apenas tenía 16 años y noté que mi abuela comenzó a comportarse de manera muy rara. Todos estábamos muy afligidos por la partida de ese ser tan querido y ella se mostraba muy rozagante; como si no le afectara la ausencia de su compañero.

Años después en esa vieja casona, aún se podía apreciar el olor de mi abuelo y el de la esencia a rosas que él usaba, para mantener su piel lozana en su enfermedad. Creía que sólo era mi imaginación; pero alguien cercano a la familia también llegó a notar lo mismo.

Aunque aquello no parecía normal, me di cuenta que no sentía miedo; pues en todo momento recordábamos a mi abuelo con cariño. Siempre que estábamos sentados a la mesa hablábamos de él y su presencia se percibía en todos los rincones de la casa.

Una noche mientras cenábamos alguien tocó la puerta de la calle y yo de inmediato fui a ver quién era, sin imaginar que no encontraría a nadie. De pronto, me quedé perplejo al mirar una silueta blanquecina que parecía caminar hacia mí pero sin avanzar; entonces comprendí que se trataba del espíritu de mi abuelo.

Transcurrieron algunos años y noté que la personalidad de mi abuela había cambiado por completo. Dejó de ser una mujer dulce y cariñosa, para convertirse en una anciana malhumorada y huraña; que refunfuñaba por cualquier cosa.

Me di cuenta que era una vieja malvada, que renegaba de todo mundo y aborrecía por completo todos los recuerdos de mi abuelo.

Una noche lo confirmé, cuando al mencionárselo soltó una sonrisa burlona y me dijo que estaba muy contenta de que él hubiera muerto. Luego, llena de ira corrió a tomar un cuchillo con el que hizo una profunda herida en su piel; al mirar aquello me llené de horror pues sentí que su sangre salpicaba mi rostro.

Quise llevarla a curar, pero me lo impidió esbozando una sonrisa siniestra que me dejó petrificado, en aquel momento comprendí; que esa anciana era un ser maligno del que tenía que alejarme.

Al día siguiente me di cuenta de una terrible realidad, pues la miré sana y salva saliendo de la casa. Reconozco que sentí miedo pero necesitaba una explicación, entonces decidí ir a buscarla; pero la vi que se internaba en el bosque.

Sin que se diera cuenta la seguí y advertí que entraba en un destartalado cuarto de madera. Al acercarme, descubrí un montón de velas negras e imágenes diabólicas y macabras; estaba seguro que allí hacía sus malvados conjuros.

Llenándome de valor, me aproximé a ese lugar para enfrentar a mi abuela; pero al verla me quedé atónito. Su rostro se había transformado en una horripilante figura, con ojos que sobresalían de las órbitas oculares y del que también emergía una lengua bífida parecida a las de las serpientes.

Al verme soltó una carcajada estridente que taladró a mis oídos. Me aclaró que nunca quiso a mi abuelo,  por eso había invocado a las fuerzas oscuras; para pedirle que lo enfermaran y se lo llevaran de este mundo.

Después de confesar el malvado crimen, miré que de un momento a otro desaparecía y nunca más volví a saber de ella; pero todas las noches sueño que viene por mí y me grita burlonamente, que un hoyo en el cementerio del pueblo ya me está esperando.

Esperamos que esta historia de terror corta haya sido de tu agrado.  Si te gustaría leer otras leyendas de brujas reales, te invitamos a seguir visitando nuestro sitio, en donde encontrarás más relatos de miedo.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (2)

Que buena historia, y más si fuese real!
Puede ser inventada pero he visto gente endemoniada y maléfica y concuerda con la personalidad de la vieja esa. Por desgracia existe ese mundo infernal de magia horrible del que se debe correr lo mas lejos que puedan, sean ustedes cristianos o no.

Responder

guau ya ntiendo, me dio miedo pero no tanto

Responder